Skip to content

Museo Karura Art Centre (MKAC)

Museo Karura Art Centre's WordPress

MUSEO KARURA ART CENTRE

(MKAC)

EXPOSICION

“TOULOUSE-LAUTREC, MONTMARTRE ERA UNA FIESTA”

Cartel de la muestra, en el Museo Karura Art Centre, (MKAC), “Toulouse-Lautrec, Montmartre era una fiesta”.

Cartel de la muestra, en el Museo Karura Art Centre, (MKAC), “Toulouse-Lautrec, Montmartre era una fiesta”.

DATOS BIOGRAFICOS

Más conocido por Toulouse Lautrec, Henri Marie Raymond de Toulouse Lautrec, nace en el seno de una familia acomodada, perteneciente a la burguesía francesa, en el año 1864, en el castillo de Malromé, en la ciudad de Albi.

El parentesco de sus padres, el conde Alphonse de Toulouse-Lautrec-Monfa y Adèle Tapié de Celeyran, que eran primos en primer grado, condicionó la salud del artista francés y, en definitiva, su vida personal y profesional ya que padeció la enfermedad de tipo genético desconocida en el siglo XIX, que en la actualidad se conoce como pianodisostosis, que le afectaba al desarrollo de los huesos y de la constitución ósea.

En su adolescencia se fractura los dos fémures de sus piernas y, como resultado de ello, éstas dejaron de crecer aunque su cuerpo se desarrolló con normalidad.

 

Toulouse-Lautrec con su padre y su tío.

Fotografía de Toulouse-Lautrec.

 

Tras una larga convalecencia, en la que se dedicó a la lectura y acrecentó su interés por la pintura y el arte, el joven se traslada a París, (1881), con su madre quien cede ante sus pretensiones de convertirse en pintor e inició su formación de la mano del pintor René Princeteau, (1843-1914), amigo de la familia y en cuyo taller conoce al pintor e ilustrador francés Jean-Louis Forain, para continuarla en el taller del retratista de moda de aquella época León Bonnat con quien perfeccionó el dibujo.

Cuando el retratista cerró su estudio, Toulouse-Lautrec ingresó en el taller de Ferdinand Cormon, el pintor francés también conocido como Fernand-Anne Piestre, en donde conoció a Vicent van Gogh, con el que trabó una gran amistad, y a Emile Bernard.

Al abandonar el estudio de su maestro, el artista francés abre su propio estudio en el barrio de Montmartre, en el mismo edificio en el que residía Degas.

Se inició, en ese momento, su trayectoria como pintor y su especial vinculación a este barrio frecuentado por artistas e intelectuales a la vez que creció su admiración por su mundo de nocturno; un mundo que tanto influyó en su producción artística.

Rechazado por la clase social en la que había nacido y apartado de los elegantes salones de la época, en Montmartre Toulouse-Lautrec se sentía cómodo y comprendido siendo allí en donde comenzó su personal vinculación con la vida bohemia francesa, convirtiéndose en una persona popular debido, sobre todo, a sus carteles e ilustraciones.

Montmartre significó para el pintor su ascenso artístico y en cierta medida, también, fue el comienzo de su ocaso personal al llevar una vida nocturna desordenada en la que se convirtió en uno de los mejores clientes de cafés, prostíbulos y cabarets que ocasionó su caída en el alcoholismo y en el deterioro progresivo de su salud, llegando a tener que ser ingresado, durante una temporada, en un hospital psiquiátrico.

 

Toulouse-Lautrec con su padre y su tío.

Toulouse-Lautrec con su padre y su tío.

 

En el año 1897 sufre su primer “delirium tremens” que le lleva a disparar contra las paredes de su casa al creerlas llenas de telarañas y, un año más tarde, a sufrir un grave ataque de manía persecutoria en el que se imagina que es perseguido por la policía.

En 1901, sufre una hemorragia cerebral y su madre le lleva cerca de Burdeos, al castillo de Malcomé, en donde fallece, (1901), a las edad de treinta y siete años.

PRODUCCION ARTISTICA

El influjo que el ilustrador francés recibió de Montmartre y sus malformaciones físicas, le conduce a frecuentar los locales de diversión nocturna francesa y, en especial, el Folies Bergère, el Moulin de la Galette, Le Chat Noir, el Mirliton y, sobre todo, el Moulin Rouge en donde conoció a sus principales bailarines Louise Weber, conocida como “La Goulue”, a Jacques Renandin, conocido por el nombre artístico de Valentín de Désossé, el deshuesado, a Yvette Guilbert y a Jane Avril y, también, a los dueños de esos locales, empresarios y a otros artistas.

 

Fotografía del Château du Bosc, en Albi.

Fotografía del Château du Bosc, en Albi.

 

Esta vida nocturna marcó la trayectoria artística de Toulouse-Lauttrec que, si bien realizo obras con la técnica del óleo, se centró en la realización de carteles y litografías, una producción que fue la que más publicidad le proporcionó y que le llevó a anticiparse al modernismo.

Primordialmente sus carteles son un fiel retrato de un estilo de vida que conoció a la perfección y del que dejó constancia en estas obras.

Sus temáticas reproducen el mundo de los bajos fondos, en las que aparecen escenas de los cafés, payasos, burdeles, camerinos, bailarines, actores y del mundo de la prostitución, por el que sentía especial predilección y que inmortalizó, en muchas de sus obras, a través de las prostitutas que retrató en diferentes escenas o momentos previos y posteriores al ejercicio de su profesión.

Tampoco se olvida el pintor de retratar el mundo de la homosexualidad femenina, o lesbianismo, tan habitual entre las bailarinas y prostitutas exponiéndolo con una respetuosa delicadeza que, sin embargo, no dejaba escapar el reflejo de una realidad tal como sucede en su obra titulada “Las dos amigas”.

 

El artista con su madre Adèle Tapié de Celeyran.

El artista con su madre Adèle Tapié de Celeyran.

 

Sus obras también le sirvieron para realizar una crítica social de la época y de los burgueses, a los que ridiculizaba, que censuraban y rechazaban abiertamente al artista y su estilo de vida pero que, sin embargo, eran los mismos que visitaban la noche de los cabarets y prostíbulos de los que Lautrec era asiduo.

ESTILO

Con la finalidad de conseguir el éxito, en sus comienzos Toulouse-Lautrec decidió imbuir a su obra las tendencias y estilos de la época aplicando la formación recibida, en los talleres a los que acudió, y siguiendo los cánones establecidos por lo que asumió el realismo de sus maestros.

 

Toulouse-Lautec jugando con su perro.

Toulouse-Lautec jugando con su perro.

 

Se involucró, influenciado sobre todo por su amigo Degas, en los planteamientos del impresionismo asumiendo, sin embargo, una postura que le separa de la temática paisajista de algunos renombrados impresionistas como, por ejemplo, Pissarro, Monet y Renoir, y optando por los temas urbanos, los de carácter social, en los que hace hincapié en las gentes y personas corrientes de las que plasma su lado más íntimo y personal en la mayoría de las ocasiones, y especializándose en los seres vivos en donde la figura humana obtiene una importante presencia y de los que capta, a la perfección, sus gestos, expresiones y psicología.

 

Firma de Toulouse-Lautrec, (monograma).

Firma de Toulouse-Lautrec, (monograma).

 

Además, el artista coquetea con el puntillismo, que acabará rechazando, de la misma manera que repudia el estilo más convencional del llamado neo-impresionismo al que inculca las influencias de Degas, Whister, la estampa japonesa y Paolo Ucello y estableciendo su peculiar e irrenunciable estilo.

Sus vivencias en la vida nocturna parisina, le conducen a representar espacios cerrados con luz artificial, una luz con la que juega hasta conseguir los inconfundibles coloridos, y sus famosos encuadres escénicos.

 

Toulouse-Lautrec con el director del Molin Rouge.

Toulouse-Lautrec con el director del Molin Rouge.

 

Sus litografías y carteles son conocidos por unos trazos enérgicos, llenos de vitalismo y contundentes; por el movimiento de sus personajes; por la rapidez de su técnica; por los efectos de la luz y por el uso expresivo del dibujo, técnica aprendida en el taller del retratista León Bonnat, y por los contornos de líneas muy marcadas, influencia de las estampas japonesas y una de sus pasiones.

No se pueden obviar, tampoco, en la producción de Toulouse-Lautrec el grafismo en el que las imágenes y letras forman un único todo y los fondos planos en los que surgen sus personajes y que configuran las características de las obras de este pintor y cartelista.

 

OLEOS Y CARTELES EXHIBIDOS EN LA EXPOSICION EN EL MUSEO KARURA ART CENTRE

(MAKC)

“TOULOUSE-LAUTREC, MONTMARTRE ERA UNA FIESTA”

OLEOS

“Il Giovane Routy”, (1882).

“Il Giovane Routy”, (1882).

 

“Mujer a la ventana”, (1893).

“Mujer a la ventana”, (1893).

 

“The Ballet “Papa Chrysanthème” (1892).

“The Ballet “Papa Chrysanthème” (1892).

 

“Baile en el Molin Rouge”, (1880-1890).

“Baile en el Molin Rouge”, (1880-1890).

 

“La cama”, (1892-1893).

“La cama”, (1892-1893).

 

“Baile en el Moulin de la Galette”, (1889).

“Baile en el Moulin de la Galette”, (1889).

 

“Rue des Moulins”, (1894).

“Rue des Moulins”, (1894).

 

“Mujer subiéndose las medias”, (1894).

“Mujer subiéndose las medias”, (1894).

 

 “Parodia del Bosque sagrado de Puvis de Chavannes”.

“Parodia del Bosque sagrado de Puvis de Chavannes”.

 

“Mesalina en el trono”, (1900-1901).

“Mesalina en el trono”, (1900-1901).

 

“A la mie”, (1891).

“A la mie”, (1891).

 

“La toilette”, (1889).

“La toilette”, (1889).

 

“Amigas”, (1895).

“Amigas”, (1895).

 

“El beso”, (1892).

“El beso”, (1892).

 

CARTELES

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

MKAC: EXPOSICIONES FONDO DEL MUSEO

IMAGENES DE LA EXPOSICION

Imagen de parte de la exposición dedicada al artista Toulouse Lautrec.

Imagen de parte de la exposición dedicada al artista Toulouse Lautrec.

 

Fotografía de la exposición "Toulouse Lautrec: Montmatre era una fiesta", organizada en el MKAC.

Fotografía de la exposición “Toulouse Lautrec, Montmatre era una fiesta”, organizada en el MKAC.

 

 

Instántanea de la exposición organizada por el Museo Karura Art Centre, (MKAC).

Instantánea de la exposición organizada por el Museo Karura Art Centre, (MKAC).

MAS INFORMACION EN:

https://mkac.wordpress.com/2015/03/26/toulouse-lautrec-montmartre-era-una-fiesta

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: