Skip to content

Museo Karura Art Centre (MKAC)

Museo Karura Art Centre's WordPress

DIA INTERNACIONAL DE LOS MUSEOS 2012

MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA

 20 años de Arte

Cartel de la exposición.

Cartel de la exposición.

EXPOSICIÓN MONOGRÁFICA

 ORÍGENES DEL MUSEO THYSSEN-BORNEMISZA

Los orígenes del Museo Thyssen-Bornemisza se remontan a pocas décadas atrás y se asienta en la colección privada del barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza, acumulada gracias a la herencia, recibida de sus antecesores, y a las adquisiciones realizadas por él a lo largo de su vida.

Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza poseía una amplia, variada y significativa colección de arte que estaba repartida entre sus diferentes residencias. La parte más relevante, unas 300 piezas, se ubicaba en su casa suiza Villa Favorita situada junto al Lago Lugano.

“Jesús entre los doctores”, (1506), Alberto Durero.

“Jesús entre los doctores”, (1506), Alberto Durero.

Pensando que en su totalidad debería estar reunida en una única sede, que reuniera las características óptimas para preservar las obras de arte, y a la que se le podría dar carácter de museo, eligió para ello la que acogía la parte más importante: Villa Favorita una vez realizadas las convenientes reformas.

Tras diferentes propuestas, se decantó por encargarle dichas reformas al arquitecto británico James Stirling. Sin embargo, desde el principio surgieron trabas de distinta índole, que abarcan desde la poca colaboración del gobierno suizo a los deficientes accesos a la residencia, por lo que decidido a llevar adelante su proyecto, el barón buscó otras opciones.

En esta sintonía hizo correr la voz de que “cedía” sus cuadros para ser ubicados en una sede acorde con la categoría de la colección, muchos de cuyos cuadros habían participado ya en importantes exposiciones realizadas en Europa, América y Asia.

“Retrato de una dama”, (1530), Hans Baldung Grien.

“Retrato de una dama”, (1530), Hans Baldung Grien.

Las ofertas llegaron pronto desde Bonn, (Alemania), París, (Francia), Londres, (reino Unido), Los Angeles, (E.E.U.U.), e incluso la oferta del Museo J. Paul Getty, su eterno rival en el mundo del coleccionismo y en las subastas de arte.

No son pocos los que atribuyen a la quinta esposa del barón, la española Carmen Cervera, la influencia ejercida por ésta en los miembros de la familia Thyssen para que barajaran la posibilidad de asentar la colección en Madrid, (España).

Tras arduas negociaciones entre los representantes legales de la familia Thyssen y los del Gobierno español, este último ofreció al barón unas condiciones difíciles de rechazar.

En primer lugar, el Gobierno de España ofrecía una sede para la colección situada en un enclave inmejorable y de lujo: el céntrico Palacio de Villahermosa, situado a escasa distancia de la primera pinacoteca española, el Museo del Prado. En segundo lugar, un contrato de alquiler, de nueve años y medio, que permitiera constatar al dueño de la colección la idoneidad de dicha ubicación; pero tras el cual se podrían iniciar nuevas negociaciones y, en tercer lugar, el depósito de varias de las obras en la ciudad de Barcelona en una ubicación insuperable, el Monasterio de Pedralbes.

“Venus y Cupido”, (1660-1661), Peter Paul Rubens.

“Venus y Cupido”, (1660-1661), Peter Paul Rubens.

Finalmente, la colección se abre al público en el año 1992 y, apenas un año más tarde, es comprada por el Reino de España parte de la colección, (775 piezas), por 42.000 millones de pesetas.

En 2004, se inaugura en el Palacio de Villahermosa un anexo para acoger la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, compuesta por 300 piezas, y que es considerada como un magnifico complemento a la colección original.

2.- HISTORIA DE LA COLECCIÓN. TRES GENERACIONES

La historia de la Colección Thyssen-Bornemisza se puede considerar como una de las más apasionantes del coleccionismo internacional privado no sólo por su forma de conseguir reunirla sino, también, por se el producto y resultado del interés por el arte de tres generaciones consecutivas de una misma familia.

AUGUST THYSSEN, (1842-1926)

Nacido en el año 1942, August Thyssen fue el auténtico hacedor de la fortuna y bonanza económica familiar gracias a la industria de la siderurgia. Ello no fue óbice para que este hombre poseyera una gran sensibilidad artística que le llevó a contactar con el más famoso escultor de su época, Auguste Rodin.

Fotografía de August Thyssen.

Fotografía de August Thyssen.

Gracias a la correspondencia epistolar que ambos mantuvieron es por lo que, en la actualidad, conocemos la inquietud y el interés de Auguste Thyssen por el arte y la compra de siete esculturas que realizó al escultor. Cuatro de estas esculturas forman hoy en día parte de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

“Retrato de una mujer con perro”, (1560-1570), Veronés.

“Retrato de una mujer con perro”, (1560-1570), Veronés.

Sólo un desastre histórico del calibre de la Primera Guerra Mundial, fue capaz de truncar el afán coleccionista del prócer de la familia que, sin embargo, sería continuado por sus herederos.

HEINRICH THYSSEN-BORNEMISZA, (1875-1947)

Doctor en Filosofía por la Unidad de Londres, Heinrich Thyssen heredó de su padre tanto el negocio siderúrgico como su afición por el arte.

Fotografía de Heinrich Thyssen-Bornemisza.

Fotografía de Heinrich Thyssen-Bornemisza.

Esta última pasión, le llevó a continuar ampliando la colección artística de su predecesor y a instalarla en su castillo de Scholoss Rohoncz en Hungría; hecho por el cual, a partir de ese instante, se la comienza a denominar Colección Scholoss Rohoncz.

En 1930, la colección se muestra por vez primera al público en la Nueva Pinacoteca de Munich, convirtiéndose en el acontecimiento artístico del año.

Tras el éxito cosechado, el barón Heinrich sigue coleccionando obras de arte, a pesar de los duros momentos de la época de entreguerras, centrándose en la adquisición de obras de autores primitivos alemanes. Durero, Altdorfer, Grien o Cranach son sólo algunos de los grandes artistas cuyas obras empezaron a engrosar esta colección y a los que, poco después, se unieron los nombres de Jar van Eyck, Campin, Memling y Juan de Flandes entre otros.

“La Anunciación”, (1576), El Greco.

“La Anunciación”, (1576), El Greco.

Tras adquirir obras de artistas alemanes, Heinrich, comienza a comprar obras de pintores italianos e ingleses enriqueciendo, de esta forma, el legado paterno y abriendo el abanico artístico de la colección.

En el año 1932, compra en Suiza, único país que le ofrece en esos tiempos convulsos verdaderas garantías para la protección de su colección, el palacio de “Villa Favorita” en el que pretende asentar sus adquisiciones y en cuyos jardines construye una galería en la que instalar, en buenas condiciones, sus cuadros y, además, permite que estos sean contemplados por el público.

“Santa Catalina de Alejandría”, (1598), Caravaggio.

“Santa Catalina de Alejandría”, (1598), Caravaggio.

1936 fue el año en que este público pudo admirar por primera vez la colección pero, una vez más, un nuevo cataclismo y desastre histórico, la Segunda Guerra Mundial, originó tres años más tarde el cierre de la galería en un justificado afán de proteger las 325 piezas de arte reunidas hasta esa fecha.

A la muerte del barón Thyssen-Bonermisza, en 1947, la colección se reparte entre sus cuatro sucesores de los cuales; únicamente, uno de ellos continúa el legado artístico familiar y su inclinación por el arte.

 HANS HEINRICH THYSSEN-BORNEMISZA, (1921-2002)

Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza nace, en el año 1921, en el barrio residencial de Scheveningen de La Hoya, (Holanda), aunque obtuvo la ciudadanía suiza, y fallece en Sant Feliu de Guíxols, (España).

Fotografía de Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza.

Fotografía de Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza.

Es el único de los cuatro descendientes de su progenitor que continua con la colección iniciada por su abuelo, August Thyssen, y siempre tuvo como uno de sus objetivos el reunir las cuatro partes en que se dividió, en el año 1947, la colección familiar a la muerte del primer barón Thyssen-Bornemisza.

Otro de sus objetivos ha ido más allá de la mera conservación de la colección o de mantenerla intocable; su visión fue más allá al desear ampliarla con nuevas adquisiciones de otros periodos artísticos o con obras de arte de los siglos XIX y XX que mejoraran y complementaran la colección ya existente.

En el año 1956, Hans H.Thyssen-Bonermisza compra su primer cuadro, “El Retrato de un Hombre” de Francesco del Cossa, a una persona ajena a la familia e inicia, de esta forma, la consecución de su segundo objetivo.

Aunque en los primeros años adquiere obras de los grandes maestros antiguos, en los primeros años de la década de los 60 se introduce en el coleccionismo de arte moderno adquiriendo, en 1961, una acuarela del pintor alemán Emil Nolde y, a continuación, obras de artistas impresionistas; será este el estilo artístico por el que el barón sintió siempre una especial atracción y predilección no sólo desde el punto de vista del arte sino, también, por el contexto histórico en el que dicho estilo se desarrolló.

“Cristo en la cruz”, (1630), Zurbarán.

“Cristo en la cruz”, (1630), Zurbarán.

Atraído por el color y la libertad de la expresión, así como por el alto valor testimonial que trasmiten los artistas de este estilo, consiguió reunir a lo largo de su vida una de las mejores colecciones en su género.

Impresionismo, postimpresionismo, vanguardia rusa y europeas, Pop Art, Hiperrealismo, pintura americana de los siglos XIX y XX son sólo algunos de los estilos artísticos que están representados, a gran escala, en la originaria Colección Scholoss Rohoncz y que, en la actualidad, la llevan a ser considerada un punto referencial para todos los agentes del arte internacional y, por lo tanto, a ser requeridas muchas de sus obras para formar parte de grandes e importantes exposiciones internacionales temporales.

“Autorretrato con gorra y dos cadenas”, (1642-1643), H. van Rijn Rembrant.

“Autorretrato con gorra y dos cadenas”, (1642-1643), H. van Rijn Rembrant.

LA COLECCIÓN EN ESPAÑA

Al igual que le sucedió a su progenitor, la correcta ubicación y la preocupación por la unidad de la Colección Thyssen-Bornemisza eran dos de las preocupaciones prioritarias para el barón Thyssen-Bornemisza. Preocupaciones que no sólo se ceñían año conjunto artístico pictórico de la colección sino, también, a las esculturas, muebles, tapices, alfombras, tallas de marfil… que la complementan.

“Paisaje idílico con la huída a Egipto”, (1663). Claudio de Lorena.

“Paisaje idílico con la huída a Egipto”, (1663), Claudio de Lorena.

Desde el año 1980, es esta una cuestión que preocupaba a su dueño y que le lleva a buscar una sede acorde con el contenido de la misma ya que la ubicación en Villa Favortita, (Suiza), no la consideraba la más idónea.

Tras aparecer diferentes ofertas de gobiernos como los de Gran Bretaña, Alemania, España y de prestigiosas instituciones museísticas internacionales, para ubicar la colección fue, finalmente, la oferta española la que, a criterio del barón Thyssen-Bornemisza, ofrecía mejores garantías y condiciones; entre estas últimas, la de su ubicación en el Palacio de Villahermosa a muy poca distancia del Museo del Prado y del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

“La Plaza de San Marcos en Venecia”, (1723-1724), Canalletto.

“La Plaza de San Marcos en Venecia”, (1723-1724), Canalletto.

Tras un proceso de negociaciones en el que, sin duda alguna, tuvieron gran relevancia los roles desempeñados por Luis Gómez-Acebo, Duque de Badajoz, y la quinta esposa del barón, Carmen Cervera, en el mes de marzo del año 1988 el por entonces ministro de Cultura del Gobierno español, Javier Solana, anuncia la venida de la colección a España. Apenas un mes más tarde, el 7 de abril, tiene lugar la firma del Protocolo de Intención, documento por el cual 775 cuadros de la Colección Thyssen-Bornemisza serían expuestos en territorio español durante un periodo de nueve años y medio, periodo tras el cual se podrían abrir nuevas negociaciones para su cesión definitiva.

Fotografía Barones Thyssen-Bornemisza.

Fotografía Barones Thyssen-Bornemisza.

El contrato firmado establecía que la colección sería mostrada al público en el Palacio de Villahermosa, de Madrid, y en el Monasterio de Pedralbes, en Barcelona; que el Gobierno de España garantizaba los recursos pertinentes para la rehabilitación de la sede madrileña y para la futura gestión del museo y que, además, otorgaría a sus dueños, una cantidad de 5 millones de dólares anuales mientras durase el periodo de préstamo.

“El Gran Canal con Santa María della Salute””, (1738-1740), Michele Marieschi.

“El Gran Canal con Santa María della Salute””, (1738-1740), Michele Marieschi.

Tras el acuerdo alcanzado por las partes, se crea la Fundación Thyssen-Bornemisza y se constituye el patronato formado, este último, por cinco miembros que representan al Gobierno español y otros cinco que representan a los propietarios de la colección.

El Palacio de Villahermosa de Madrid. Sede de la Colección.

El Palacio de Villahermosa, residencia familiar de los duques de Villahermosa, fue construido en el siglo XVIII y su actual aspecto data del año 1805. Es una construcción de tres alturas y de estilo neoclásico cuya fachada combina la piedra y el ladrillo visto.

Fotografía de la sede, en Madrid, del Museo Thyssen-Bornemisza.

Fotografía de la sede, en Madrid, del Museo Thyssen-Bornemisza.

Tras confirmarse que este edificio sería la sede de la Colección Thyssen-Bornemisza, se elige al arquitecto Rafael Moneo para que lo rehabilite y lo adecue a las exigencias y necesidades de la colección.

Rafael Moneo, comienza las obras en el año 1990 y dos años más tarde se presenta el edificio, totalmente rehabilitado, a los medios de comunicación ya preparado para acoger las 800 obras de la colección procedentes de Villa Favorita.

La alta calidad de las instalaciones y la buena marcha de la Fundación, hacen posible, en Madrid, la inauguración oficial del Museo Thyssen-Bornemisza, presida por sus majestades los Reyes de España y dos días más después se abre al público en general.

“Mañana de Pascua”, (1828-1885), Gaspar David Friedrich.

“Mañana de Pascua”, (1828-1885), Gaspar David Friedrich.

Con la ubicación de la Colección en la capital española, España se convierte, incuestionablemente, en un referente cultural artístico de primer orden y la ciudad de Madrid en una de las principales capitales del arte; gracias a ella, también, se complementa el fondo museístico de sus museos vecinos, el del Prado y el del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, al aportar obras pictóricas de los siglo XIX y XX y al configurar uno de los vértices del ya internacionalmente conocido Paseo o Triángulo del Arte.

“El deshielo en Vétheuil”, (1880), Claude Monet.

“El deshielo en Vétheuil”, (1880), Claude Monet.

La sede en Barcelona

Coincidiendo con las fiestas del día de la patrona de la ciudad de Barcelona, Nuestra Señora de la Merced, se inaugura el 23 de septiembre, del año 1993, la sede de la Colección Thyssen-Bornemisza, en función de lo establecido, en 1988, en el Contrato de Préstamo.

Museo Nacional de Arte de Cataluña, sede de la Colección Thyssen-Bornemisza en Barcelona.

Museo Nacional de Arte de Cataluña, sede de la Colección Thyssen-Bornemisza en Barcelona.

El Monasterio de Pedralbes se convierte en el punto central de las noticias sobre el mundo del arte y la inauguración es presidida por los Reyes de España a quienes acompañan los dueños de la colección, la Ministra de Cultura, Carmen Alborch, el Presidente de la Generalitat, Jordi Pujol y el Alcalde de Barcelona, Pascual Maragall.

Para acoger la Colección se realizaron, desde siete años antes, obras que consiguieron adecuar el espacio de las salas que se iban a dedicar a su exhibición y que se reestructuraron por los arquitectos Pere López Inigo y Josep María Juliá.

Retrato de un campesino”, (1905-1906), Paul Cézanne.

Retrato de un campesino”, (1905-1906), Paul Cézanne.

Desde el año 2004 esta parte de la Colección, 72 pinturas y 8 esculturas, se muestran de forma permanente en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, (MNAC).

LA COLECCIÓN CARMEN THYSSEN-BORNEMISZA

Tras casarse con el barón Heinrich Thyssen-Bornemisza, la española Carmen Cervera comienza a interesarse por el arte y a realizar sus propias adquisiciones, de artistas españoles e internacionales, que une a  las donaciones que recibe de su marido. Adquisiciones que, con el paso de los años, han conformado la propia colección de la baronesa y de la que muchos afirman que es un excepcional complemento a la Colección Thyssen-Bornemisza.

“Bodegón”, (1913), Juan Gris.

“Bodegón”, (1913), Juan Gris.

Con un total de 600 piezas esta La Colección Carmen Thyssen-Bornemisza cuenta, entre otras, obras de Jan bruegel el Viejo, Zurbarán, Canaletto… aunque, sin embargo, es la pintura de los siglos XIX y XX la tiene una especial presencia con pintura esencialmente española y norteamericana.

CONTINUACIÓN DE UNA SAGA. MUSEO CARMEN THYSSEN-BORNEMISZA DE MÁLAGA

HISTORIA, EDIFICIO Y FUNDACIÓN

Edificio

Anteriormente denominado Palacio Mosquera, el Palacio de Villalón, sede del Museo Carmen Thyssen-Bornemisza, es una edificación que data del siglo XVI y que, a lo largo de su historio, ha sufrido diferentes modificaciones cuya finalidad era la de adaptarlo a los distintos usos que recibió y en las que desempeñaron un papel relevantes los gustos arquitectónicos y decorativos de cada época.

Fotografía del Museo Carmen Thyssen-Bornemisza, en Málaga.

Fotografía del Museo Carmen Thyssen-Bornemisza, en Málaga.

De portada renacentista, en su rehabilitación para acoger la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, se recuperaron varios elementos hasta la fecha olvidados como, por ejemplo, las arcadas y las columnas originales de mármol, la galería de la planta primera, la portada interior de corte renacentista y el ajimez sobre la escalera.

El museo se estructura en tres plantas alrededor de un patio principal y, siempre, conservando un segundo patio que parte del antiguo adarve.

Puerto de Málaga”, (1847), Manuel Barrón y Carrillo.

Puerto de Málaga”, (1847), Manuel Barrón y Carrillo.

El Palacio de Villalón, ya como sede de la colección, está formado por espacios expositivos de volúmenes limpios constituidos por cinco salas: tres de ellas destinadas a acoger la colección permanente, (planta baja, primera y segunda), y dos para exposiciones temporales, (en la tercera planta).

La extensión total del museo abarca 7.147 m2 repartidos de la siguiente forma: 5.185 m2 se dedican a exposiciones, (permanente y temporales); 1.350 m2 son ocupados por las dependencias administrativas, el aula didáctica, el servicio de restauración, el salón de actos y la tienda; otros 612 m2, por la Fundación Palacio de Villalón de carácter cultural y sin ánimo de lucro.

“En la romería de Torrijos”, (1883), Manuel Cabral Aguado Bejarano.

“En la romería de Torrijos”, (1883), Manuel Cabral Aguado Bejarano.

Fundación

La principal función de este organismo, la Fundación del Museo, es la de mantener, conservar, promocionar y dar a conocer la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza a través de la gestión del museo y de la planificación y realización de actividades culturales y sociales.

“Travesuras de la modelo”, (1885), Raimundo de Madrazo y Garreta.

“Travesuras de la modelo”, (1885), Raimundo de Madrazo y Garreta.

La Fundación, constituida por el Excmo. Ayuntamiento de Málaga, está regida por el Patronato integrado por un total de nuevo miembros y cuya presidencia vitalicia es la Baronesa carmen Thyssen-Bornemisza.

CARMEN THYSSEN-BORNEMISZA. BIOGRAFÍA

Presidenta del Museo Carmen Thyssen-Bornemisza de Málaga, Carmen Cervera está considerada como una de las personalidades del mundo del arte internacional y una de las coleccionistas más importantes del mundo.

Fotografía de la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza.

Fotografía de la baronesa Carmen Thyssen-Bornemisza.

Hija de un hombre de negocios e ingeniero industrial, gran aficionado a pintar y a coleccionar cuadros de artistas catalanes, recibe una esmerada educación internacional en exquisitos centros barceloneses y madrileños y finaliza sus estudios en centro ingleses y suizos.

Tras enviudar, en el año 1973, del actor americano Lex Barker conoce a finales de esa década al Barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza en Cerdeña; un magnate holandés de la industria siderúrgica con quien compartió desde el momento de su boda, en el año 1985, su pasión por el arte y su afición al coleccionismo. De él recibió apoyo y asesoramiento para iniciar, ella misma, su propia colección de arte.

"Los almendros en flor”, (1905), Darío de Regoyos y Valdés.

“Los almendros en flor”, (1905), Darío de Regoyos y Valdés.

Su relevante papel en las negociaciones entre los propietarios de la Colección Thyssen-Bornemisza y el Gobierno de España para que la colección familiar tuviera su sede en este país, primero en calidad de préstamo y más tarde como adquisición definitiva, le confirió todos los credenciales para que, en el año 1999, le fuera concedida la Gran Cruz de Isabel la Católica entre otros galardones como, por ejemplo, la Medalla de Oro de las Bellas Artes, (2000).

En el año 1999, Carmen Thyssen-Bornemisza decide ceder, gratuitamente, su colección particular para que fuera expuesta en el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid. A resultas de esta decisión, se habilita nuevas salas expositivas en el museo que son inauguradas en el año 2004, momento a partird el cual las obras de su colección se hacen accesibles al público.

“Rompeolas de San Sebastián”, (1917), Joaquín Sorolla y Bastida.

“Rompeolas de San Sebastián”, (1917), Joaquín Sorolla y Bastida.

En su deseo de que la colección fuera aún más accesible al público, el 24 de marzo de 2011 se inaugura, en la ciudad de Málaga, el museo que lleva su nombre: Museo Carmen Thyssen-Bornemisza y que alberga una magnifica colección de pintura andaluza.

VÍDEO DE LA EXPOSICIÓN:

http://www.youtube.com/watch?v=OUSTiFElkl8&feature=relmfu

MÁS INFORMACIÓN EN:

Museo Thyssen-Bornemisza: http://www.museothyssen.org/thyssen/home

Museo Carmen Thyssen: http://www.carmenthyssenmalaga.org/es

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: