Skip to content

Museo Karura Art Centre (MKAC)

Museo Karura Art Centre's WordPress

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

8 de marzo de 2012

“Habilitar a la mujer campesina. Acabar con el hambre y la pobreza”

Cartel del Día Internacional de la Mujer, 8 de Marzo de 2012.

Cartel del Día Internacional de la Mujer, 8 de Marzo de 2012.

“OTRO 8 DE MARZO MÁS…”

por

Micaela Fernández Darriba

“Otro 8 de marzo más, en el que inexorablemente nos dedicamos a hacer balance.

Si existe algo muy bueno de todo esto, es que la fecha se ha instalado y calado profundo en la agenda de todas las personas. Son muy pocas las que preguntan: ¿por qué es el día de la mujer?

También cada vez hay menos que se atreven a cuestionarlo bajo argumentos de sorpresa socarrona: ¿Y por qué no hay un día del hombre?

Claro está que en las sociedades patriarcales el día de los varones, por acción u omisión, se celebra todos los días del año.

Sin embargo, hay algunos desorbitados, que bajo los influjos de la lógica romántica, machista y sobre todo comercial se deleitan regalando flores, bombones o perfumes.

Algunas estrategias del marketing se basan en ofrecer ese día descuentos en restaurantes, salones de belleza y productos varios. Todo sirve para borrar las huellas de aquella acción política lanzada en la fábrica textil como reacción de un colectivo en contra de las injusticias repetidas.

Pero lo que se pone en juego o se reactualiza año tras año es el reconocimiento, un reconocimiento, el que nos merecemos las mujeres por nuestra lucha, por la del pasado y por la del presente.

Desde hace un siglo hemos estado en la última fila con relación a todo tipo de innovaciones tecnológicas, seguimos soportando la brecha digital, la discriminación en la esfera de la política y del sindicalismo, la discriminación salarial y todos los acosos derivados de nuestra condición de mujeres. Continuamos sometidas a una de las peores humillaciones que es la objetivación y cosificación de nuestros cuerpos.

Obra de la artista Luz Darriba.

Obra de la artista Luz Darriba.

Nuestras cabezas tienen precio y paradójicamente nuestras mentes no son valoradas.

Muchas veces transitamos por la delgada línea de los estereotipos y la estigmatización, al tiempo que nos someten a guerras que no iniciamos, ni queremos, ni convalidamos. Nuestros conocimientos son con frecuencia denostados y en no pocas ocasiones se torna imposible mencionar el feminismo sin dejar de ser objeto de burlas o agresiones.

Padecemos el flagelo de la trata, las condiciones de la maquila, la feminización de la pobreza, la inequidad salarial. Arrastramos la inconmensurable carga de la violencia machista y del acoso sexual. Nos persiguen el SAP (Falso Síndrome de Alienación Parental), las enfermedades curables de África, la ablación del clítoris, las violaciones correctivas, las lapidaciones por “adulterio”, los femicidios de Ciudad Juárez, la violencia obstétrica y los matrimonios forzados de niñas. Mientras que los restos de una economía precaria y sexista se siguen duramente encastrando en nuestra cotidianeidad.

Allá lejos, en esas zonas de la geografía olvidada, se escuchan incesantemente las voces de las mujeres latinoamericanas.

Mientras que en las calles de las grandes capitales seguimos observando a las Mujeres de Negro y admirando su largo peregrinar.

Sin embargo, todavía perseguimos romper, destruir, hacer añicos el “techo de cristal” y no volver a caminar nunca más por el “piso pegajoso”. Sostenemos la soberanía alimentaria y la defensa del medio ambiente, los precios justos, la coeducación y el respeto por la diversidad cultural. Nos pueden ver en las calles de El Cairo luchando contra absurdas tiranías. Estamos en las plazas de Roma, de Milano, de Siena, exclamando: “Se non ora, quando”. Nos indignamos en el 15 M y volvemos a tomar la calle. Es ahí donde la “Marea Violeta” se extiende, se expande y se multiplica como un océano.

En nuestras casas hacemos carteles, cocinamos, compartimos largas conversaciones y también proyectamos futuros encuentros y consignas actuales. En las calles creamos música, sonidos, formas y figuras y además bailamos, nos reímos, trabajamos, protestamos y lloramos.

Muy atrás parecen quedar aquellas primeras reivindicaciones históricas. Ahora se suman otras. Algunas nuevas y las de siempre no resueltas.

Las mismas postergaciones y los mismos avances parecen repetirse.

¿Qué hemos ganado y qué hemos perdido en 2012? Esto es algo difícil de dimensionar. Sin embargo tener este día en agenda, poder compartirlo, celebrarlo y hacerlo visible, es una excelente oportunidad para nunca jamás dejar de pensarlo.”

Micaela Fernández Darriba es editora de Foeminas, Revista Virtual de Género de la Casa de la Mujer del Ayuntamiento de Lugo, (Galicia, España).

Entre otras inquietudes, dedica su tiempo a trabajar en la investigación cultural, estética, género, comunicación orientada hacia lenguajes contemporáneos.

Luz Darriba es artista plástica multidisciplinar, nacida en Uruguay. Se forma en Argentina y vive en España desde el año 1990. En la actualidad, trabaja en diferentes proyectos de macro instalaciones, dentro y fuera de España, sigue realizando exposiciones de su obra pictórica, imparte conferencia y cursos sobre arte, gestiona curadurías de exposiciones de forma independiente y colabora con diferentes publicaciones.

Más información en:

https://mkac.wordpress.com/?s=LUZ+DARRIBA

https://mkac.wordpress.com/?s=II+CUMBRE+DE+ARTE+LATINOAMERICANA

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: