Skip to content

Museo Karura Art Centre (MKAC)

Museo Karura Art Centre's WordPress

II CUMBRE DE ARTE LATINOAMERICANA

MUSEO KARURA ART CENTRE

(MKAC)

“VIAJEROS DEL ARTE”


ARTE Y LITERATURA

La relación entre las distintas artes que incide en la vida de los seres humanos y que, a la vez, favorecen el desarrollo psíquico, emocional y espiritual de los mismos, ha sido siempre para las personas más observadoras una realidad manifiesta y tangible a lo largo de la historia de la Humanidad.

En este sentido, la relación entre las artes plásticas y la literatura no se escapa a esa realidad, siendo varias ya no sólo las afinidades entres ambas sino, también, las interacciones que entre ambas disciplinas artísticas existen.

A lo largo de toda la historia, arte y literatura han coexistido y se han desarrollado de forma paralela pero, en muchas ocasiones, dicho paralelismo ha llegado a ser convergente.

Por una parte, las coincidencias en cuanto a la temática, la estética y el estilo han marcado la trayectoria de la literatura y de las artes plásticas, en cualquiera de sus modalidades; por otra parte, no debemos de olvidar la existencia de intereses comunes que siempre han estado marcados e influenciados por las características propias de cada época.

En la constatación y aseveración de un enfoque bidireccional entre ambas actividades creativas, se pueden establecer hilos de una relación manifiesta entre textos literarios que, por ejemplo, se centran en el estudio y análisis de artistas plásticos, de sus trayectorias profesionales o de los diferentes movimientos y estilos artísticos; ya sea en forma narrativa, poética, tratado histórico o de ensayo.

Tampoco se ha de obviar, en esta línea de argumentación, el interés mostrado por los artistas plásticos, de todas las épocas, en mostrar en sus creaciones a narradores, poetas… ya sea como artistas literarios o desde una perspectiva más personal, motivada por las relaciones personales e intelectuales que surgen del simple hecho de la coexistencia en un tiempo y en un lugar.

Una obra artística plástica o visual refuerza la creación y existencia de no pocas obras literarias pero el camino inverso y complementario es, también, manifiesto: una obra literaria provoca, así mismo en no pocas ocasiones, el surgimiento de obras plásticas.

En definitiva, una retroalimentación bidireccional con independencia de las modalidades y las herramientas que se utilicen en ambas materias.

En el caso de estos nexos entre la pintura, en particular, y de la literatura estos vínculos no se escapan a los criterios anteriormente expuestos. Textos literarios e imágenes pictóricas, plasmadas en diferentes soportes, están, a pesar de seguir sendas y rutas diferentes, ligados por mensajes similares.

Cuadros y libros ponen ante nuestras miradas, metáforas y narraciones que son producto de la experiencia y de la imaginación de sus autores y nos ofrecen, todos ellos, reproducciones y perfiles afines, similares y sincrónicos; eso sí, e insistimos en ello, a través de mecanismos diferentes que está ligados a los periodos históricos en los que han sido realizados, inspirándose en fuentes y entornos filosóficos, sociales e intelectuales en los que su ejecución ha coincidido y de los que todos ellos, pintores y escritores, han recibido su inspiración.

En función de lo planteado en los párrafos anteriores, la Dirección del MUSEO KARURA ART CENTRE cree que es muy oportuno incluir en el desarrollo de la II CUMBRE DE ARTE LATINOAMERICANA DEL MKAC y de la exposición “VIAJEROS DEL ARTE” una actividad en la que pintura y literatura coincidan.

Se sugieren, de esta forma, algunos títulos literarios que aún no estando, necesariamente, su contenido relacionado con el mundo de la pintura éste es, sin duda, un reflejo de la idiosincrasia de cada uno de los 23 países que participan en esta muestra colectiva y, por ende, en la obra de los 47 artistas que concurren en ella.

A partir de hoy, 22 de noviembre, se propondrá una obra literaria de un autor latinoamericano que, es muy posible, nos ayude conocer un poco más la trayectoria de esos 47 pintores.

ARGENTINA

SILVIA OCAMPO

(1903-1994)

“Cornelia frente al espejo”, (1988)

COMENTARIO

Es un secreto a voces que los escritos de esta escritora han ejercido en sus lectores una fascinación revocable y manifiesta mas, si en alguna ocasión esta afirmación puede realizarse sin temor a incurrir en un error, es analizando el resultado que provoca la lectura de “Cornelia frente al espejo”.

Los críticos literarios están, casi con unanimidad, de acuerdo cuando afirman que en los textos de esta obra literaria se asoma el influjo de autores del nivel de Kafka o de Lewis Carroll en el sentido de que ocasiona un regreso a los “sabores” de la infancia sin tener que acudir a la ingenuidad de lo naïf.

A través de los cuentos que componen el libro, la autora, rompiendo con todas las convenciones literarias, nos introduce de lleno en el increíble mundo de su magia particular.

BOLIVIA

VÍCTOR MONTOYA

(1958)


“Cuentos de la mina”, (2000)


 

COMENTARIO

Los “Cuentos de la mina” rinden, en palabras de Benigno Delmiro Coto, un “tributo a las tradiciones orales que permitieron a los mineros bolivianos relacionarse entre sí, explicar conductas y sucesos, anclarse en un espacio social y cultural, dar cuenta de sus deseos más íntimos y desarrollar sus proyectos más queridos.

Su objetivo primordial es preservar en la memoria colectiva las leyendas, los símbolos y los rituales que conforman la identidad sociocultural de un pueblo sometido a unas condiciones económicas de explotación rigurosa. Se trata de un ámbito impulsado por resortes afincados en el interior de la tierra y que utiliza las fórmulas discursivas del relato mítico”

BRASIL

PAULO COELHO

(1947)

“El Demonio y la señorita Prym”, (2000)

COMENTARIO

A través de la historia de los personajes que el escritor Paulo Coelho ha dibujado en su obra “El Demonio y la señorita Prym”, sus lectores no sólo se introducen en el universo de las luces y de las sombras que habitan en ellos sino que, además, les lleva a meditar sobre lo recóndito e intrínseco de sus propias almas y en la transcendencia de ese interior en las contiendas diarias en las que luchan para lograr sus propios sueños.

La mujer que busca la felicidad, el hombre perseguido por su pasado, la comunidad codiciosa y cicatera en la que transcurren sus existencias son, simplemente, meros vehículos inductores para reflexionar sobre nosotros mismo y nuestra propia existencia colectiva como individual.

ISABEL ALLENDE

(1942)

“La Ciudad de las Bestias”, (2002)

COMENTARIO

Con “La Ciudad de las Bestias”, la escritora Isabel Allende vuelve a poner de manifiesto su conocida capacidad creativa e inventiva, invitándonos a realizar un viaje a al realismo mágico, la naturaleza y al azar aventurero.

En esta novela, primer libro que la autora escribe para los lectores adolescentes, los dos jóvenes protagonistas Alexander y Nadie, junto a la abuela del primero y un viejo chamán, descubren los entresijos de la desconocida e inhóspita selva amazónica; entresijos que difuminan las líneas que separan el sueño de la realidad, los dioses de los hombres y que nos ponen de manifiesto la belleza de la naturaleza, al mismo tiempo, que nos descubre la parte oscura de los hombres.

COLOMBIA

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

(1927)

“El general en su laberinto”, (1989)

COMENTARIO

Novela escrita en tercera persona, su relato nos lleva al último episodio protagonizado por Bolívar: el viaje que le llevó de Bogotá la costa caribeña de Colombia para intentar abandonar América y exiliarse en Europa.

El 8 de mayo de 1830, en Santa Fe de Bogotá, es la fecha que señala su inicio El General se está preparando para su viaje hacia el puerto de Cartagena de Indias, con la intención de dejar Colombia para ir a Europa. Tras su dimisión como Presidente de la Gran Colombia, las gentes de los territorios liberados por él se le han vuelto en contra, garabateando graffitis anti Bolívar y tirándole basura.

Deseoso de irse, El General deja Bogotá con los pocos oficiales todavía fíeles, incluido su confidente y ayuda de campo José Palacios. Al final del primer capítulo el General es llamado por su pleno título, General Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Palacios, por única vez en la novela.

COSTA RICA

FABIÁN DOBLES RODRÍGUEZ

(1918-1997)

“El violín y la chatarra”, (1966)

COMENTARIO

“El violín y la chatarra” es un reflejo palpable de cómo el género del relato ofrece una intensidad y un manejo de personajes que cumplen su cometido en acciones cerradas, que dejan, al mismo tiempo, un espacio al lector y así su misión activa de recreador. Esto y más, logra lo que cuenta y cómo lo cuenta Fabián Dobles.

Este escritor asociado a una generación de autores comprometidos con la temática social y surgida de los movimientos populares, la llamada “Generación del 40”, nos lleva a profundizar en el conocimiento de la narrativa más honda y profunda.

CUBA

ZOÉ VALDÉS

(1959)

“Te di la vida entera”, (1996)

COMENTARIO

Finalista, en el año 1996, del Premio Planeta, “Te di la vida entera” transcurre en La Habana prerrevolucionaria y describe, de manera clara y sencilla, la vida de las mujeres cubanas en los años sesenta.

La Niña Cuca llega a la capital cubana en donde conoce a dos mujeres con las que entablará una estrecha amistad, conocerá el sabor y el ritmo de la noche habanera.

Después de un baile enloquecido y un largo y apasionado beso, la Niña Cuca cae perdidamente enamorada de un hombre que desaparece sin dejar rastro. Pero ella sabe mantenerse fiel a su promesa, y ocho años más tarde, cuando por fin se reencuentran, inician una desenfrenada historia de amor. Sin embargo, la felicidad de la protagonista desaparece y, sola y abandonada, ha de sacar adelante a su hija.

A través de esta obra de gran erotismo y con fuertes dosis de un ácido humor, la escritora Zoe Valdés, elabora una magnífica descripción del desencanto, el deseo y de la esperanza.

REPÚBLICA DOMINICANA

HILMA CONTRERAS

(1909-2006)


“La Tierra está bramando”, (1986)


COMENTARIO

Su novela autobiográfica La Tierra está bramando (1986) se ambienta en la época de la dictadura de Trujillo (1930-1961), en la década del 40, en la cual tomaron fuerza las protestas estudiantiles contra la tiranía, y en la misma, a manera de soliloquio, reflexiona sobre la violencia, la opresión y la guerra.

ESPAÑA

CAMILO JOSÉ CELA

(1916-2002)


 “La Colmena”, (1963)


COMENTARIO

En el Madrid de la posguerra, un bullicioso enjambre humano se afana en comer caliente, esquivar el frío, saciar el deseo sexual, librarse de la tuberculosis, matar el tiempo…, ir tirando. Seguramente la obra más valiosa de Cela.

Un fiel testimonio de la vida cotidiana en las calles, cafés y alcobas del Madrid de 1943, pero también una amarga crónica existencial.

ECUADOR

JORGE ENRIQUE ADOUM

(1926-2009)

 “Ciudad sin ángel”, (1005)


 COMENTARIO

El autor nos deja ver la vida parisina de un pintor ecuatoriano y de su modelo y amante sudamericana, estudiante de la Sorbona y, en la segunda mitad de la novela, activista revolucionaria en su patria.

La tragedia hace su entrada en el libro y surge la desazón ya irreparable del exiliado en todas partes.

 REPÚBLICA EL SALVADOR

JACINTA ESCUDOS

(1961)

“El Diablo sabe mi nombre”, (2008)

COMENTARIO

Obra poblada de imágenes transgresoras, perturbadoras, muchas veces repulsivas y angustiosas plantea situaciones que no enfrentan a una existencia descarnada, anómala y cruel que nos hablan de la determinación de la su autora, Jacinta Escudos, en realizar el camino que ha decidido recorrer.

Lejos de caer en lo vulgar, chabacano y grosero, a pesar de retratar una sociedad inexplicable, “El Diablo sabe mi nombre”, relata los sucesos a través de un lenguaje sobrio y elegante que envuelve las imágenes en poesía, estilo y elegancia.

GUATEMALA

MIGUEL ANGEL ASTURIAS

(1899-1974)


“Tres de cuatro soles” (1943)


COMENTARIO

El escritor y diplomático guatemalteco, ganador del Premio Lenin de la Paz, (1966), y del Nobel de Literatura, (1967), y fundado del “Diario del Aire”, traslada a esta obra, “Tres de cuatro soles”, sus doctos conocimientos antropológicos sobre la cultura maya.

Para ello, se sirve de una magnífica narración en la que los dioses de esta civilización son objeto de dos circunstancias ante las que tienen que reaccionar: o son sustituidos por nuevas deidades, impuestas, por distintas potencias imperiales, o son catapultados para recuperar su lugar en el mundo contemporáneo.

HAITI

DANNY LAFERRIÈRE

(1953)


“L´enigme du retour”, (2009)


COMENTARIO

Laferrière cuenta en ella la dolorosa experiencia de repatriar el cuerpo de su padre, al que no había visto en 30 años, desde que el exilio le alejó de su Haití natal.

La novela es, también, el relato desgarrador del reencuentro de un hombre, que reparte su vida entre Montreal y Miami, con los suyos y con un país en el que se siente un extranjero, un Haití que abandonó de la noche a la mañana tras el asesinato de su amigo periodista Gasner Raymond, y ante el temor de estar también en una lista negra.

La novela, publicada en el año 2009, recibe

HONDURAS

ÓSCAR ACOSTA

(1933)


“Poesía reunida: 1950-2000”, (2000)

COMENTARIO

Fundador de la Universidad Autónoma de Honduras y luchador incansable contra la pobreza, José Trinidad Reyes es, con sus ideas liberales y de firmes convicciones en relación a la unión de Centroamérica, el protagonista de la primera parte de esta obra en la que su autor, Óscar Acosta, nos introduce en el mundo de los personajes de la vida e historia hondureña, en el del amor, la naturaleza…

 

 MÉXICO

OCTAVIO PAZ

(1914-1998)

“El Laberinto de la soledad”, (1950)

COMENTARIO

Escritor, poeta, ensayista… este diplomático mexicano, Premio Nobel de Literatura en el año 1990, nos sumerge a través de los nueve ensayos que forman “El Laberinto de la soledad, en las costumbre, tradiciones y sentimientos mexicanos pero, también, en la historia de México.

Es relatando hechos cotidianos mexicanos, aparentemente insignificantes, la forma que el autor ha preferido para transmitir la forma de pensar de los habitantes de este país, su legado histórico y la convivencia de la tradición con la modernidad actual.

NICARAGUA

YOLANDA BLANCO, (1954)


 “De lo urbano a lo sagrado”, (2005)


COMENTARIO

A través de su obra “De lo urbano y lo sagrado”, la autora presenta una antología personal, mostrándonos siempre su evolución lírica en las diferentes etapas de su vida.

Recoge nuevamente la frescura y luminosidad primigenia en  sus diferentes secciones.

PANAMÁ

ENRIQUE  JARAMILLO LEVI

(1944)

“Ahora que soy él”, (1995)

 


 

COMENTARIO

“Ahora que soy él”, obra subtitulada como “13 cuentos en contra”, son las narraciones en forma de cuentos que Enrique Jaramillo ha elegido para inyectar a los lectores sus preocupaciones y planteamientos filosóficos o existenciales no comunes, lo que le asigna a la obra su esencial originalidad.

PARAGUAY

AUGUSTO ROA BASTOS

(1917-2005)

“Yo el Supremo”, (1974)


COMENTARIO

En lo que casi es un género dentro de la narrativa hispanoamericana, la “novela del Dictador”, “Yo el supremo” destaca con fuerza propia. Obra “de expansión”, tejida con materiales verbales de mil fuentes, flotante en un juego maestro de intertextualidad, sostiene increíblemente la tensión narrativa de la primera a la última página.

La conjunción del componente indígena guaraní con el castellano, junto con la asimilación de los recursos de la narrativa más moderna, están en la raíz de la singularidad de esta quizá-novela, que Alejo Carpentier calificó de “obra maestra”.

PERÚ

MARIO VARGAS LLOSA

(1936)

“La Fiesta del Chivo”, (2000)


COMENTARIO

La novela está compuesta por tres líneas narrativas entrelazadas.

La primera se refiere a una mujer, Urania Cabral, que está de vuelta en la República Dominicana, después de una larga ausencia, para visitar a su padre enfermo, y que termina recordando los incidentes de su juventud y revelando un antiguo secreto a su tía y primas.

La segunda historia se centra en el último día en la vida de Trujillo desde el momento en que se despierta en adelante, y nos muestra el círculo interno del régimen, al que el padre de Urania, una vez perteneció.

La tercera historia describe a los asesinos de Trujillo, muchos de los cuales habían sido leales al gobierno, mientras esperan el coche del Presidente tarde esa noche.

PORTUGAL

JOSÉ DE SOUSA SARAMAGO

(1922-2010)


 “La Caverna”, (2000)


 

COMENTARIO

Mediante un estilo muy particular, (ausencia de signos de interrogación/exclamación, diálogos diferenciados únicamente por comas y mayúsculas iniciales…), Saramago transmite una “historia social”.

Es una familia tradicional —encabezada por Cipriano Algor, alfarero de 64 años y viudo desde hace 3—, el hilo conductor para mostrar la evolución de una sociedad ya postindustrial en la que los trabajos artesanales tienen cada vez un rol más insignificante. El protagonista y su familia, que viven en una zona rural, deberán enfrentarse y adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad.

Además, la novela comunica a la perfección los sentimientos y personalidades de los personajes, así como sus relaciones. Toma también gran importancia la representación de la alegoría de la caverna que tiene lugar en la parte final de la historia y da título a la obra.

Para entender mejor la esencia de la obra es interesante la siguiente cita del autor:

La caverna ha sido escrita para que la gente salga de la caverna.

 

 PUERTO RICO

MAGALI GARCIA RAMIS

(1946)


 “Felices Días, Tío Sergio”, (1986)


 

COMENTARIO

¿Quién no conoce al tío Sergio?  Ese hombre surtido de ideas radicales que enamoran a su sobrina Lydia, dócil entre el matriarcado que la criaba.

“Felices días, Tío Sergio” es un canto a la vida en el que su protagonista, Lidia, ve transformarse su existencia ante la llegada de su tío.

Una obra que nos plantea reflexiones sobre la familia matriarcal, los cambios en la pubertad, los prejuicios sociales o la relación entre niños y adultos; sin olvidarse de esbozar retazos sobre otros temas que, en un plano secundario, aparecen en esta obra: el machismo, la política, la discriminación, la religión y la educación.

URUGUAY

MARIO BENEDETTI

 (1920-2009)


 “Vivir adrede”, (2007)


 

COMENTARIO

«Todo es adrede, todo hace trizas el alma.»

¿Nos traicionan nuestras propias huellas? ¿Qué diferencia hay entre un suicida inevitable y uno vocacional? A través de planteamientos como éstos, Vivir adrede reflexiona sobre la vida.

La vida de los que aman y los que matan; de los que creen en Dios o le dicen «adiós»; de los que abrazan y de los que oprimen; del condenado a muerte y de aquellos cuya existencia es la condena. Y lo hace con la profundidad que sólo pueden lograr las palabras más sencillas.

VENEZUELA

LAURA ANTILLANO

(1950)


“Las aguas tenían reflejos de plata”, (2002)

COMENTARIO

Una novela signada por la valentía que nos sumerge en un mundo narrado con el ingenio al que Laura nos tiene acostumbrados.

En medio de susurros y correspondencias, diversos personajes nos acercan a sus más íntimas revelaciones y a los tumultuosos acontecimientos que darán origen a una nueva república.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: